Si eso sucede, es probable que haya alguna dificultad que debamos atender.

Si nuestros pezones están irritados o agrietados será muy útil que recibamos ayuda de una experta en lactancia materna para encontrar la causa del dolor. Con adecuado asesoramiento y practicando, mejoraremos la postura, el acople de nuestro/a bebé/a al pecho y disfrutaremos de la lactancia y sus grandes beneficios.

Mientras tanto, si ya se produjeron lesiones que nos hacen difícil el momento de amamantar, contamos con los apósitos Nursicare
@nursicareargentina

Los mismos son almohadillas terapéuticas especialmente diseñadas para prevenir y tratar las lesiones en el pezón ocasionadas por la lactancia materna.

✅ Calman el dolor
✅ Disminuyen la inflamación
✅ Limpian y rellenan el lecho de la herida acelerando el proceso de cicatrización
✅ Son cómodas y fáciles de usar
✅ Absorben las fugas de leche
✅ No son tóxicas, por lo que no requieren que limpies tu pecho antes de amamantar
✅ Contienen glicerina que humecta la piel y no permite que la herida se adhiera al apósito
✅ Son reutilizables

Recordá‼️
Si hay dolor al amamantar debemos encontrar la causa! ⚠️
Pero mientras tanto merecemos tratar esa herida de manera rápida y eficaz para que pronto podamos disfrutar del transformador encuentro a través de la lactancia con nuestro/a pequeño/a 💞

Gracias por compartir tu aporte! @anidando.sf